Understanding Pediatric CT Scans 
 
 
 
 
 

¿Qué es una tomografía computarizada pediátrica?

La tomografía computarizada es una técnica de rayos X que produce imágenes más detalladas de sus órganos internos en comparación con la placa convencional de rayos X.   La computadora para tomografías muestra imágenes detalladas de los órganos, huesos y otros tejidos. A este procedimiento también se le llama exploración de tomografía computarizada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada (CAT, por sus siglas en inglés).

 

Tanto en los niños como en los adultos, una tomografía puede ser más adecuada que un examen convencional de rayos X.  Puede realizarse en recién nacidos, niños pequeños, así como en niños de más edad y adolescentes. Las tomografías computarizadas pueden practicarse con o sin materiales de contraste, los mismos son administrados por vía oral o intravenosa.  Estos exámenes, mejorados con el uso de medios de contraste, a menudo describen con más claridad un órgano, tejido o vaso sanguíneo en particular. 

¿Cuáles son algunos de los usos comunes del procedimiento?

Una tomografía computarizada puede recomendarse para detectar una amplia gama de anormalidades o enfermedades en cualquier parte del cuerpo de su niño. Algunas de las razones comunes para solicitar una tomografía computarizada son:

  • Complicaciones por infecciones como la neumonía.
  • Defectos de nacimiento.
  • Lesiones en la cabeza.
  • Apendicitis.
  • Dolor abdominal.
  • Trastornos infecciosos o inflamatorios.

 

¿Cómo debo preparar a mi niño para la tomografía axial computarizada?

Si durante el examen se ha de usar un material de contraste por vía intravenosa, el personal que realiza la tomografía necesitará saber si en el pasado su niño ha experimentado alguna reacción a este material, si es alérgico al yodo o a los mariscos o si padece enfermedades renales. El objetivo de preguntar si se sufre de alergias es evitar una posible reacción alérgica grave. 

 

Su niño puede comer y beber como de costumbre y tomar las medicinas que necesite, siempre y cuando no se tenga planificado administrarle ningún medio de contraste, sedante (medicina calmante) o anestesia. Si se presenta cualquiera de estas situaciones, puede que le recomienden restricciones alimenticias o que le proporcionen otras instrucciones. Si a su niño se le administra algún sedante o anestesia, es probable que no se le permita comer por un espacio entre tres y seis horas antes del examen, dependiendo de su edad.

 

Para una exploración en la cabeza o el cuello, tendrá que quitarle a su niño los anteojos, cualquier tipo de frenillos dentales desmontables o dentadura postiza y también cualquier tipo de joya. Para un examen en cualquier otra parte del cuerpo, deben retirarse del área a examinar todos los objetos de metal. 

 

¿Cuál es la apariencia del equipo?

El escáner para tomografía computarizada es una unidad rectangular grande que tiene un orificio en el centro y se parece a una rosca gigante. Su niño permanecerá acostado en una mesa motorizada montada sobre rieles, que puede moverse hacia arriba o abajo y deslizarse dentro y fuera del orificio central. Tanto el tubo que emite los rayos X como los detectores que registran la radiación que pasa a través del cuerpo están incorporados dentro del escáner y el paciente no puede verlos. 

 

La computadora que procesa las imágenes de la tomografía se encuentra en un lugar aislado. El personal permanecerá en una sala cercana desde donde controlará el escáner.  Su niño estará en permanente observación mediante circuito cerrado de televisión o a través de una ventana ubicada en la sala de tomografías. Los parlantes y los micrófonos ubicados dentro del escáner permitirán al tecnólogo escuchar a su hijo y hablarle durante la exploración. 

 

¿Cómo se realiza la tomografía axial computarizada?

Después de recibir el material de contraste por vía oral o intravenosa y un sedante, si éstos se consideran necesarios, su niño permanecerá acostado en la camilla del escáner y se le hará sentir lo más cómodo posible. La cabeza se apoya sobre un cojín y se utilizan correas suaves para mantener la alineación. La posición exacta del cuerpo depende del área que esté siendo explorada. Usted debe animar a su niño a que exprese cualquier incomodidad que experimente mientras lo colocan en la posición correcta, porque es importante quedarse quieto durante el examen. 

 

Una vez que el niño esté ubicado en la posición correcta, el personal de tomografía saldrá de la sala para comenzar la exploración. Durante las primeras exploraciones, la camilla se moverá a través del escáner para determinar si la posición inicial es correcta para el resto de las tomas. Luego, la camilla se moverá más lentamente a medida que se realiza la tomografía definitiva. 

 

En los adultos, contener la respiración es un aspecto importante para obtener imágenes de tomografía de alta calidad. La mayoría de los niños mayores de seis años pueden contener la respiración el tiempo suficiente para finalizar el examen, aunque es posible que para ello necesite entrenamiento y práctica. Es posible que los niños más pequeños estén en capacidad de contener la respiración cuando se les pide que lo hagan, pero no son tan confiables como los niños más grandes y quizás no puedan contenerla el tiempo suficiente para terminar la exploración. La respiración irregular puede afectar la calidad de una tomografía computarizada, sobre todo cuando ésta se realiza para evaluar el pecho o la parte superior del abdomen. A menudo, es mejor hacer que los niños respiren suavemente y con regularidad durante la exploración. El tecnólogo ayudará a tomar una decisión sobre este particular. 

 

Después de que el estudio haya finalizado, le pueden pedir que espere un rato mientras los radiólogos revisan las exploraciones para asegurarse de que están lo suficientemente claras para ser interpretadas sin dificultad. En ocasiones, es necesario repetir unas cuantas imágenes. 

 

¿Qué experimentará mi niño durante el procedimiento?

Durante las tomografías computarizadas se escuchan zumbidos leves, chasquidos o runruneos que la máquina emite durante el procedimiento. Su niño tendrá que permanecer boca arriba y guardar silencio. Se colocan cojines de espuma y correas de velcro en la frente y los brazos para evitar que haya movimiento.

 

Una tomografía puede demorar apenas dos segundos o varios minutos, dependiendo de la información que se necesite. Si a usted le permiten permanecer en la sala durante la exploración, debe llevar puesto un traje recubierto de plomo para evitar la exposición a la radiación. Si usted sospecha que está embarazada, sería mejor que otra persona acompañe a su niño. 

 

Si el material de contraste se inyecta en una vena, su niño percibirá una sensación de calor general, pero sólo durante un período breve de tiempo. Probablemente sentirá un dolor leve cuando le inserten la aguja en la vena, similar al que se siente cuando le ponen una inyección. Cuando el examen haya finalizado y su niño se encuentre totalmente despierto, si lo sedaron, usted puede regresar a casa.

 

La anestesia general se puede administrar a niños pequeños que no pueden mantenerse quietos. En este caso le permitirán permanecer con su niño hasta que se haya dormido.  Puede haber una espera un tanto más larga después del examen para asegurarse de que su niño esté totalmente alerta. 

 
 
 
 
 
Información Relacionada
Diagnostic Radiology
[Recursos de salud]
Topic Index - Radiology
[Recursos de salud]
Radiology Team
[Recursos de salud]
Interventional Radiology
[Recursos de salud]
Advances in Therapeutic Radiology
[Recursos de salud]
Home Page - Radiology
[Recursos de salud]
Online Resources - Radiology
[Recursos de salud]
Therapeutic Radiology Overview
[Recursos de salud]
Understanding CT Scans
[Hospital Información y Servicios]
Therapeutic Radiology (Radiation Oncology)
[Recursos de salud]
Más...